Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone
Cosas y casos del flamenco  – Noemí González

Cosas y casos del flamenco  – Noemí González

on Nov19

El flamenco sigue gozando de buena salud hoy día. No obstante, el debate está abierto entre puristas y quienes consideran que debe renovarse para ampliar su público. Pintoresco y peculiar, atrae a miembros de distintas clases sociales. Otros, simplemente se dejan llevar por el ‘duende’ y el ‘pellizco’ que sus sones producen

 ¿Para gente popular o destinado para entretener a los ‘señoritos’? ¿Folclore de toda la vida o dejándose llevar por la frase de ‘renovarse o morir’? El flamenco siempre ha estado rodeado de un debate paralelo tan curioso como las distintas manifestaciones que podemos encontrar de él mismo, ya sea en el cante, en el baile y en la guitarra. Este año la conmemoración del Día del Flamenco, que se celebró el pasado domingo, día 16 de noviembre, traía recuerdos tristes y sentidos a la memoria. Uno de los grandes se fue hace apenas unos meses, el añorado Paco de Lucía, al que de una u otra manera, ya sea con películas o con un recital, su patria chica, su Algeciras natal, va a rendir homenaje. Será el viernes 21 y el sábado 22 de noviembre en el teatro Florida, donde va a tener lugar el I Encuentro Internacional de guitarra con primeros nombres como Pepe de Lucía, hermano de Paco y padre de la artista Malú, o el jerezano Paco Cepero, uno de los grandes que triunfa por sí mismo y por su manera de componer. Otros de los artistas que están invitados a la cita para salir al escenario son el bailaor Joaquín Grilo, Rancapino hijo y M.Salado, así como José El Pañero y M. Valencia. El espectáculo comenzará a las 21,30 horas en dicho teatro, misma hora para el que se ofrecerá el sábado, esta vez para disfrutar del arte de El Farru, la voz de Capullo de Jerez y la guitarra de Diego del Morao, casi .

Lo cierto es que el mundillo del flamenco es algo especial, distinto con un toque que lo distingue de otras artes. Las gentes que lo hacen también. De sobra es conocido el carácter que tenía Paco de Lucía. ‘Especial’ como los algecireños, pero genio al fin y al cabo. Una cosa como otra cualquiera, vamos que a grandes literatos como Ram´ñon del Valle-Inclán también les pasaba lo mismo. Se hacían notar. El precio de ser un fuera de serie. Dicen que el mago de la guitarra era reservado y que el asuntillo ‘pendiente’ que tenía con Camarón y su familia lo marcó durante buena parte de su vida, aunque también es cierto que con él formaba un dúo difícil de olvidar. Recuerdos auditivos para guardarlos como un tesoro. Del genio de Camarón también se ha hablado largo y tendido, así como de sus vicios y virtudes. Voz envidiable y uno de los flamencos de toma y rasga, pero con pies de barro. Los excesos personales le pasaron factura como a otros de los grandes en otros campos, véase Maradona mismamente que ha pasado de ser ‘la mano de Dios’ a entrenar en un país árabe a golpe de talonario o como tantas estrellas del rock, que han tenido sus coqueteos con el lado prohibido y han cruzado las fronteras de clínicas de desintoxicación una y otra vez.

¿Qué tiene el mundo del ‘artisteo’ que acaba absorbiendo al ser humano? ¿Es capaz de resistir uno a la vorágine y al vértigo del éxito? Unos dirán que la noche acaba confundiendo al más pintado y otros que el dinero hace que se gaste en caprichos y se cometan excesos. Pero, ¿está bien pagado el flamenco? ¿Se puede hacer negocio del flamenco más allá del castañuela show que se vende a algunos guiris?

Respondiendo a la primera de las cuestiones planteadas, el flamenco actualmente no está bien pagado. De hecho, y esto es denunciado incluso por algunos de los consolidados, ahora se aprovechan mucho de las circunstancias y a los nuevos valores o nuevos talentos “se les tiene cantando toda la noche por cuatro perras”. Ese comentario es de La Plazuela, uno de los barrios señeros de Jerez cuna de artistas como la propia Paquera. Actuaciones en bares, cafés, miniconciertos en ferias, en las venideras zambombas, pero por nada y menos. Muy poco a repartir si se es un grupo y aunque se actúe en solitario, alguien a las palmas hay que tener, igual que con cajón y guitarra. Horas de trabajo, aunque uno se lo pase bien, por muy poco.

Segunda de las cuestiones. ¿Es un negocio? Pues está claro que sí. A las pruebas me remito. Festival de Jerez. La del próximo año 2015 esta cita con el flamenco en mayúsculas cumple la friolera de diecinueve ediciones. ¡Y pensar que pocos apostaron por él en un principio! Pocas ayudas pero siguió a flote. Aún sigue y colea. Algunos de los cursos que ofrece con maestros como Angelita Gómez, Javier Latorre, Mercedes Ruiz, Andrés Peña o Ana María López ya tienen  sus plazas copadas. Y así edición tras edición. Y esos cursos cuestan su dinero, no se crean. Hay alumnos de multitud de nacionalidades, la mitad de Europa, Hispanoamérica, de Japón, de Taiwán… Del 20 de febrero al 7 de marzo Jerez se vestirá de fiesta y se convertirá en referente del flamenco mundial con el baile como principal protagonista. Los creadores del Festival vieron el potencial que éste tenía y se fueron creando actos paralelos: tertulias, conferencias, recitales y otros espectáculos en otras salas, más cursos, más talleres… Las tiendas en esos días son capaces de venderte un pañuelo de lunares por una pasta por la que en otras ocasiones te comprarías dos. Sin anestesia. Batas de cola, mantones, flores, pendientes y peinetas son desempolvados de otras temporadas para sacarlos a la venta. Y tan panchos. Leña al guiri que es de goma, pero ¿tonto?

Noemí González

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone


Entradas anteriores"Esa famosa servilleta yo no la vi nunca" PosterioresNo le regalen relojes a los Nolan

¿Qué piensas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *