“Al final las medallas se quedan en un cajón y de la experiencia es de lo que vives y lo que te llevas el día de mañana”

María Pujol es una de las atletas sevillanas más importantes de la última década. Una mujer que vive por y para el deporte. Una de esas luchadoras infatigables que ha hecho del triatlón su pasión y que ha decidido afrontar la competición bajo una premisa fundamental: divertirse practicando su deporte. Por supuesto, sin perder un ápice de competitividad. Como muestra, mientras se procesaba esta entrevista tuvo tiempo de ganar una milla popular en Triana y quedar subcampeona con el equipo de Andalucía del Campeonato de España por comunidades autónomas.

Después de probar los sabores y sinsabores de la lucha por el sueño olímpico, y de superar una grave lesión, decidió volver a casa (eso que nos hemos llevado los sevillanos) y dedicar el tiempo libre, que le permite su duro entrenamiento, a la solidaridad y la divulgación de su amado deporte entre los más pequeños y entre las mujeres de todas las edades. Para ello es protagonista de la puesta en marcha de numerosas iniciativas para la India junto con la Fundación Vicente Ferrer, el impulso de su propia escuela de triatlón María Pujol y la creación de la asociación de mujeres Nosotras Sí.

Recientemente elegida dentro del top 100 de mujeres más influyentes de España y con una agenda más que apretada, la Revista Distopía se sintió tremendamente honrada de que pudiera hacernos un hueco y atendernos, de una forma tan tremendamente simpática y sincera, para repasar su trayectoria y ese extenso currículo de proyectos que lleva a cabo.

IMGP8992

Antes de nada muchas gracias por atendernos.

De nada, un placer.

Además estos días he visto que has estado hasta arriba con entrevistas en diferentes medios…

La verdad es que tengo poco tiempo libre y entre una cosa y otra…

Porque además en Sevilla tampoco estas siempre

Bueno, yo vivo aquí, pero además de los entrenamientos, un curso de inglés que me estoy preparando y otra titulación, en fin, la verdad es que no paro.

No, si tuvimos un ejemplo cuando nos pusimos en contacto contigo para cerrar la entrevista y estabas en Madrid para una gala, ¡y qué gala! Y al día siguiente un triatlón en Barcelona que encima ganaste. Para hacer tantas cosas, no quedará otra cosa que entrenamiento puro y duro.

Bueno sí. Mi vida gira en torno al deporte. Si habéis podido leer un poquito sobre mí. Me dedico a ello. Me encanta mi profesión. El deporte en sí. Lo promuevo en la escuela. Intento hacer obras sociales relacionadas con él…

Eso es otra, porque has sido la principal impulsora de un escuela de Triatlón de la que luego hablaremos un poco más, empezamos a sumar y sumar y no queda tiempo para mucho…

Bueno, yo digo que me dedico al deporte. En todos los aspectos. Tanto trabajo el deporte como intento que en cuanto al rendimiento sea mí día a día.

Solo te falta tener una entrada en la Wikipedia

(Risas) No doy abasto (más risas) necesito que alguien me ayude. Ya con las redes sociales tengo poco tiempo…

Ya centrándonos un poco más en el ámbito deportivo, quizás una de las cosas que más llaman la atención a alguien que se acerque a tu figura, es que eres una persona muy positiva. Siempre promoviendo la cultura del esfuerzo. Buscando la auto motivación.

Hombre, quién entienda de deporte, sabe que se basa en continua superación. Superar obstáculos día a día. Al final intento ver de todo su lado positivo e intentar, de cada situación, sacar algo de provecho. De cada gran lesión que he tenido he sacado una oportunidad y la he convertido en algo positivo en ese momento de mi vida.

Y se nota muchísimo que disfrutas con lo que estás haciendo.

Sí. De todas maneras, tengo que recalcar que tuve que dar un cambio en cuanto a mi mentalidad. Cuando competía por y para el triatlón y me intentaba dedicar a ello llegó un momento que no disfruté. Porque tenía mucha presión… necesitaba conseguir puntos para el ranking olímpico y ahí empecé a no disfrutar. Entonces me dije, María, hay dos opciones. Una, te retiras del deporte y empiezas a ejercer como licenciada o lo que quieras hacer el día de mañana o dos, disfruta de lo que haces y de tu pasión y libera esa tensión que tienes, esa mochila que tienes, y disfrutas. Y simplemente habrá días buenos, habrá también días malos y habrá días que vuelas. Y en todos ellos tienes que disfrutar y sacar tu lado positivo y de todo sacar una experiencia, porque al final las medallas se quedan en un cajón y de la experiencia es de lo que vives y lo que te llevas el día de mañana.

IMGP9000

Supongo que ese momento del que hablas de mayor presión fue en la clasificación de las Olimpiadas de Londres…

Sí. Cuando intenté luchar por las olimpiadas.

Estuviste haciendo la Copa del Mundo, diferentes pruebas también en Europa…

Efectivamente.

Y ahí te fuiste a Madrid a vivir.

Bueno, yo fui becada a raíz de quedar campeona de España sub23, que la verdad que para mí fue algo que no me esperaba ni se esperaba nadie. Fue una sorpresa. Llevaba solo 1 año en triatlón y era desconocida. Y a raíz de eso me dio la posibilidad de irme becada a la residencia Joaquín Blume.

Porque tú venías de atletismo

Yo sí, hacia atletismo, pero concretamente al entrar en la facultad dejé el deporte porque de hecho no era capaz de compatibilizarlo con los estudios y tuve que dejarlo de lado. Pero se empezaba a hablar del triatlón y mi primer entrenador me retó a ver si yo era capaz de preparar un triatlón, a un mes vista. La verdad es que soy bastante competitiva y eso provocó que otra vez volviera a sacar el gusanillo de la competición y… empecé, empecé, empecé… y a mejorar, a mejorar, a mejorar… y también hay que decir que en esos años (2002-2003) había poco triatlón con mujeres y la verdad es que también era más algo más fácil…

Porque en ese momento era un deporte en desarrollo…

Si ahora se cree que es minoritario, imagínate antes…

Quizás el recuerdo inicial del triatlón fue en los juegos de Sidney del 2000…

Sí, era deporte de exhibición… Pues, a raíz de todo lo anterior, me fui a la Blume y gracias a la beca que obtuve allí durante cuatro años mi vida es lo que es hoy en día. Es verdad que yo la he ido alimentando con mi formación pero soy triatleta gracias a esa oportunidad que tuve. A esa beca durante 4 años, en la que tuve entrenador durante 24 horas del día, médico, fisioterapeuta, psicólogo e instalaciones y la posibilidad de competir por todo el mundo.

Instalaciones que supongo que como no sea en un centro de alto rendimiento, aquí en Sevilla no se tienen opciones de encontrar…

Al final el problema que hay no es que las instalaciones sean mejores o peores sino la disponibilidad que le das al deportista. Si están cerrados… si no hay facilidades para tener, por ejemplo, una calle en la piscina donde el deportista pueda rendir y tengas que nadar con usuarios de a pie… al final son pequeñas trabas que aunque en principio no se le da tanta importancia si la tienen… Lo que te digo, por ejemplo, ahora el río se puede nadar, pero yo antes me tiraba…

Pues ya tenías tú moral estando como está…

Bueno, parece que está sucio pero en realidad está limpio. El día que la instalación estaba cerrada y tenía que entrenar me iba al río. Al final quieres entrenar. El deportista de alto nivel no descansa o… se hacen descansos activos… Todo gira para y por y se necesita tener esas facilidades.

¿Y eso ha cambiado en Sevilla con el tiempo? Porque hablamos de una ciudad que organiza muchísimas competiciones relacionadas con el triatlón. De hecho cada vez que se organiza una prueba te llaman a ti a la presentación…

Bueno, en Sevilla hay muchas pruebas…

Y eso hablando de Sevilla capital, porque en la provincia también se organizan otras tantas…

Sí, ha ido evolucionando. Es decir, ya hay bastantes más facilidades pero no es lo mismo que estar en un centro de alto rendimiento. Sigo diciendo que las instalaciones en los días festivos están cerradas. Se ha mejorado pero no suficientemente para un deportista de alto nivel. Esas cosas terminan mermando y poniendo esas pequeñas trabas. Sí que es verdad que no es lo mismo estar en tu casa con tu familia, tu gente, tu entorno que estar en una ciudad lejos de ellos. Pero creo que todo tiene su etapa en la vida.

Además la vuelta a Sevilla coincidió con una lesión grave en el tendón de Aquiles. Quizás te hizo volver.…

Bueno, la lesión vino, casi casi al final pero yo ya había decidido volverme. No veía que tuviera casi opciones para el ciclo olímpico. No hacía nada en Madrid. Ya tenía 28 años y era un poco perder el tiempo. Y mi vida tenía que dar un giro porque si no optaba la plaza olímpica no tenía mucho sentido seguir allí.

Además que una clasificación olímpica en triatlón es algo complicado de entender…

La verdad es que es bastante compleja. Hace falta mucho dinero. Uno de los grandes problemas es ese. De hecho hoy en día los deportistas números uno españoles se siguen quejando de que ellos tienen que pagarse las pruebas. Entonces, si yo que no soy número uno, que podría luchar por una plaza olímpica… me lo tengo que costear. Creo que al final es bastante complicado…

IMGP9005

Quizás eso hace que muchos deportistas de élite, como tú, os podías ir aburriendo un poco de ese nivel…

Si, te va mermando. Todas las trabas que te ponen. No tener facilidad porque además como intentes viajar con algún familiar entonces suben bastante los costes. Es muy complicado. Sí que es verdad que se puede conseguir ser olímpico, hay tres plazas (dependiendo de si el país las consigue, puede quedarse en 2 o 1) pero también hay más campeonatos y otro tipo de vida a la que te puedes dedicar. No solo existen las olimpiadas para un deportista.

De hecho y pese a tener alguna lesión recientemente…

Sí, tengo un problema de espalda y eso me deriva en diferentes lesiones…

Pues pese a eso, tu palmarés, que se puede ver en tu web, por ejemplo el de 2014 es impresionante. Tienes victorias en muchos sitios diferentes e incluso en pruebas diferentes, no solo triatlones…

Efectivamente, yo al final me considero una deportista polifacética. Le doy un poco a todo, no es que sea un número uno, porque no considero que lo sea del triatlón a nivel internacional, a nivel nacional estoy adelante y al nivel autonómico sí, pero yo nunca me he considerado una estrella o una superclase. Me considero una deportista trabajadora que he ido consiguiendo las cosas. Creo que también la mente es súper importante y como disfruto con el deporte, hago todo tipo de pruebas, desde mountain bike a natación en aguas abiertas…

De hecho tienes un Clinic de natación en aguas abiertas en Rota, próximamente…

Exacto, también crucé el estrecho a nado el noviembre pasado con la fundación Vicente Ferrer a favor con una escuela de la India que se creó…

También las bicicletas (proyecto que consiste en llevar bicicletas a niños para que puedan acudir a sus escuelas cuando se encuentran lejos de sus hogares)…

Si, en el Garmin de Barcelona, yo particularmente conseguí 33 bicicletas y en total con mis compañeros 80 bicicletas.

Consiguiendo el magnífico objetivo solidario, y encima ganando…

Si, en la distancia sprint, gané.

Porque volviendo a esas múltiples facetas deportivas tuyas, el triatlón se presta un poco a ello, ¿no? Tiene muchas modalidades…

Si, así es.

Y, ¿por qué esas modalidades diferentes? ¿Quizás por facilitar la organización?

No, en realidad la existencia de los otros modelos es simplemente por popularizar el deporte, para que todo el mundo pueda hacerlos. Antes se creía que el triatleta era una persona Ironman. Y no. El triatleta ahora puede ser desde una persona amateur, de a pie de calle, hasta una señora, ama de casa, que hace deporte regularmente. El objetivo es que el deporte llegue a todos los ciudadanos, por supuesto. Popularizarlo y que siga creciendo.

¿Y tú crees que en el sistema educativo actual se está fomentando el deporte como debería. Es decir, utilizarla como herramienta para transmitir valores de esfuerzo y sacrificio, o se está desaprovechando y dejando que el deporte sea engullido por Messi y Cristiano?

Yo lo que he podido ver y decidir, en los sitios en los que se transmiten esos valores diferenciadores es porque tienen un profesor que ama deportes “minoritarios” y los ha vivido en primera mano. Y creo que sí, que por supuesto, que falta deporte en la escuela y esa fue una de las razones fundamentales por las que creé mi escuela. Yo empecé en una escuela de atletismo y quería que el triatlón también fuera un deporte escolar. Ahora hay más escuelas pero la mía fue pionera, el primer año que era deporte de iniciación en el IMD (Instituto Municipal de Deportes) yo tenía claro que quería llevar el triatlón a los más pequeños, que al final es el futuro, y que ellos tuvieran en sus semanas, en sus día a día, montar en bicicleta, correr o nadar y sobre todo jugando, pasándoselo bien y transmitiendo valores.

Porque, volviendo a la enseñanza pública, a veces da la sensación que los profesores que deben impartir una asignatura como educación física no parecen que sientan el deporte como deberían, ¿no?

Creo que ha ido evolucionando, ya te digo que depende del profesional que te encuentres, pero eso termina ocurriendo en cualquier materia. Yo nunca había jugado al balonmano y cuando en la facultad di con un excelente profesor, quería ser profesional de balonmano. Yo creo que al final depende del profesor que tengas a tu lado y como te transmita la enseñanza. Eso es clave. Sí que es verdad que hay muchos que están desmotivados y van por ir, pero hay otros muchos que aman su profesión.

Con lo cual termina siendo una lotería el hecho de dar con uno bueno…

Sí, sinceramente sí.

Y entonces, ¿las iniciativas como tu escuela de triatlón tratan de suplir eso?

Bueno, la escuela tiene un instituto asociado y un colegio y las profesoras son la caña. Están volcadas cien por cien. De hecho tengo medio colegio en la escuela. De hecho, cuando algún padre va a hablarles de que tienen problemas con sus hijos, ellas le recomiendan que hagan triatlón como una disciplina diferente, para que el niño pueda hacer tres deportes en una semana. No se aburre. Por suerte me he encontrado con bastantes amantes del deporte en una manera u otra.

Y el trato con los niños, ¿cómo va?

Muy bien, los niños son alegría, energía… súper cariñosos, son esponjas que a la primera cogen todo lo que ven…

Y estarán animando en las carreras…

Si, supongo que también se nota que hago carreras, pero si eso sirve de motivación para ellos pues encantada

Y el extender el deporte entre los niños lo has llevado en paralelo con el proyecto de Nosotras Sí…

Si, mira, Nosotras Sí surgió a raíz de la lesión del tendón de Aquiles. Llevaba 15 meses, como quien dice en el sofá sin poder salir, sin poder entrenar hasta que me dije que ya estaba bien, no podía seguir perdiendo el tiempo. Y la verdad es que yo tengo una relación especial con la mujer. Mi madre es fundamental en mi vida y fue la que me inculcó el deporte como un estilo de vida. Y sentía que la mujer quería hacer deporte pero necesitaba también un poco de cariño, tener más conocimientos acerca de lo que estuviera haciendo y después de la carrera de la mujer de 2013 cree Nosotras Sí y fue rodando poco a poco, el movimiento creciendo. Me uní a un grupo de trabajo y ahora somos tanto asociación como club. Somos entorno a 10 u 11 chicas federadas en triatlón…

Un crecimiento considerable, y además ha crecido ese gusanillo de deportividad…

Sí, bueno, hay asociación donde hay chicas que hacen deporte como una forma de salud y hay otra parte más club donde ya se busca más competir sin dejar de lado pasárselo bien y disfrutar y ser una familia.

Es de suponer que en la asociación habrás tenido mujeres de todas las edades…

Desde luego, he tenido desde mujeres de 70 años, hasta niñas de 3 años que vienen con su madre. En el movimiento toda mujer tiene cabida. Simplemente que tenga ganas de hacer deporte y siempre con una sonrisa, como digo yo.

Hablemos de otros de tus frentes. Porque a todo esto sumas ya unas cuantas participaciones en la Titan Desert, ¿cómo llegaste a dar con eso?

Para la Titan Desert me encabezoné con ir. Se trata de una prueba muy cara, entorno a unos 3.000 euros, y yo no me la podía costear. Hay diferentes marcas que buscan deportistas para completar equipos y en eso eché mi inscripción para ir con el equipo Compex y conseguí entrar, pero a 5 semanas para su comienzo me fracturé la cabeza del radio en una carrera en Almería. Se me cayó el mundo encima. Porque con esa lesión era incapaz de coger el manillar de la bicicleta…

Una lesión así debe ser de cabestrillo…

De cabestrillo y de férula. Pero yo tenía claro que quería ir. La verdad es que actué un poco egoísta, porque mentí con lo que tenía. Yo le llego a decir al equipo que tenía la cabeza del radio fracturada y directamente me hubieran buscado sustituta pero di con el médico adecuado, Emilio López Vidriero, y su equipo de trabajo, Emiliano, el fisioterapeuta. Les dije muy claramente que quería ir y me quitaron la férula y nos pusimos con la rehabilitación mañana y tarde y en 5 semanas estaba compitiendo.

Y después de ese sacrificio competir allí, que suponemos que será otra historia…

Bueno, la Titán es de todos los públicos. Puede ir desde una persona súper competitiva de primer nivel hasta una persona que haga deporte en general. En todas las etapas dan un corte de tiempo y si el primero tarda unas 4 horas compitiendo al máximo, la organización da unas 10 horas para el último, con lo que casi todo el mundo puede hacerlo. Por eso es muy bonita, porque hay gente de todos los niveles. Convives con mucha gente durante la carrea. El último año fueron 600 personas, durante 6 días, en un campamento…. es muy bonito.

Entonces estás enganchada completamente…

Bueno, llevo 3 años, pero no creo que vuelva el año que viene. Necesito hacer cosas diferentes.

¿Y te viene bien ese tipo de esfuerzos para tu deporte? Una bicicleta por el desierto durante una semana, carrera por etapas…

A ver, yo lo uso como un entrenamiento más. En la época en la que viene esa prueba no me viene mal del todo porque no he empezado la etapa de competiciones y me sirve para hacer mucho kilometraje de bici durante una semana.

Y verte en ese tipo de pruebas de tanta repercusión, junto con tus victorias en tus últimas pruebas, ¿no te entra el gusanillo para volver a intentar la competición al nivel más alto?

Si, la verdad es que ahora mismo no siento ningún dolor porque llevo los últimos 2 o 3 años que no tengo más de 3 meses con continuidad y así es imposible rendir. Porque cada vez que me encontraba mejor, recaía. Ese era el principal problema porque… el coco se agota de sufrir. De tener dolor y tener que levantar el pie y no poder rendir como realmente una quiere. Yo soy súper competitiva y quiero volver a intentarlo. Estar adelante. Pero ahora lo que necesito es continuidad. Tengo el 12 de Octubre el Campeonato de España de triatlón cross, que ya fui campeona en el 2011, y quiero volver a luchar por estar en el pódium. Pero es lo que digo, tengo que acumular semanas de entrenamiento.

¿Incluso te puedes ver otra vez en una prueba de Copa del mundo o eso ya definitivamente pasó?

La verdad es que ahora mismo es algo que no motiva nada. Absolutamente nada. Primero porque el sistema que hay no lo veo compatible con mi filosofía de vida que llevo ahora mismo. Lo veo como un tren que ya se me ha pasado. Lo probé, se lo que hay y no me motiva. Lo que si lo hace es pasarme a la media distancia, que son 1.900 metros nadando, 90 km en bici y media maratón. En torno a unas 4 horas y pico o 5.

¿Y de ahí probar Ironman superiores?

Bueno, por ahora adaptarme a esa distancia, porque hay una licencia profesional que te permite competir en pruebas por todo el mundo y mi idea es intentar rendir en esa distancia e intentar compatibilizarla con otras pruebas. El Xterra me gusta bastante, que son pruebas extremas de triatlón o triatlón cross con bicicleta de montaña pero para hacer ese tipo de pruebas tienes que estar muy bien físicamente porque la bicicleta es muy dura y en la carrera a pie hay rampas de incluso tener que subirlas andando, y sin olvidar la parte de natación. Una carrera bastante dura en la que debes estar muy bien preparado porque si no es volver a lo de siempre, una lesión y no se sale del pozo.

Al final un deportista de alto nivel termina pareciendo un guerrero con las cicatrices de guerra en vuestro cuerpo en forma de lesiones…

Pues si, al final te encuentras con diferentes tipos de lesiones. Unas por sobre esfuerzo, en las que el deportista debe ser consciente antes de que lleguen porque se producen por intentar superarte. Por lo que estás en el sobre entrenamiento y casi la lesión. En eso momentos una tiene que darse cuenta que le va a venir y levantar el pie, pero es difícil.

IMGP9014

Supongo que con el tiempo se irá aprendiendo…

Sí… antes no se es tan maduro como cabezota y entrenas por cojones, o por ovarios. Ahora ya aprendes a escucharte más e intentas saber cuándo hacer las cosas y cuando hay entrenamientos que no merece la pena hacerlos porque son basura, no te van a servir para nada y lo único que pueden hacer es lesionarte. Eso te lo da la experiencia.

Y cambiando de tema, háblanos un poco del sarao de Madrid, ¿Qué se siente al ser elegida como una de las mujeres Top 100 líderes de España? ¿Cómo te llegó esto?

Pues primero me llegó la candidatura y si me quería presentar, a través de un correo. Y cuando lo leí dije, ¿qué es esto? ¿Esto es para mí? ¿Perdona?… (Risas)… Pero yo soy una persona que a pocas cosas le digo que no. Y me dije, yo no tengo nada que perder, yo lo voy a echar. Y la verdad es que cuando me presenté allí y vi a empresarias, científicas, abogadas…

De hecho la crónica del ABC de Sevilla os destacaba a la jueza Alaya y a ti…

Sí… en ese momento dije, María donde te has metido. Pero muy bien. Presenté mi candidatura, y me enteré como era el sistema de elección. 90 mujeres se elegían por jurado y 10 online, y dije “esta es la mía, el online”. Y seguí el protocolo típico de la candidatura. Rellenar unas cuantas cosas, fotos, preguntas… y durante un tiempo exponías la candidatura al público y tenían para votar. A través de las redes sociales me moví un poco y salí elegida.

Qué además eres muy activa en las redes sociales con bastantes seguidores…

Por lo que se ve tengo que tener algunos más (risas)

De hecho quizá para nosotros entrevistar a una de las 100 mujeres más influyentes de España, es un hecho no creo que lo vayamos a repetir mucho… (Más risas)

Bueno y hablando del futuro, ¿Cómo te ves de aquí a 3 o 4 años?, ¿compitiendo al máximo?, ¿fomentando la escuela?…

Pues respecto a eso, el curso que viene tengo otra escuela más. Se pueden tener un máximo de cuatro por cada club y hasta ahora contaba con tres. También abro una escuela para adultos, que eso es un poco por cuenta propia. Al haber chicos que pasan a tener 15 años, ya no podían estar dentro del otro sistema y entonces quiero abrir un poco la mano para gente que sean adultos o adolescentes que quieran iniciarse o que ya lo hayan hecho pero quieran a alguien que los dirija. Y por supuesto quiero seguir compitiendo, como dije antes, en la mente tengo competir al nivel máximo, siempre dependiendo del cuerpo. Porque una cosa es lo que quieras hacer y otra lo que él puede realizar. Por otra parte Nosotras Sí, no para de crecer, la verdad es que estoy muy contenta y nos planteamos ser el grupo más numeroso en la carrera de la mujer de 2015. A ver si conseguimos ser 300 mujeres. Y claro, seguir haciendo cosas con la fundación Vicente Ferrer. En diciembre voy a la India y tengo un proyecto muy bonito de llevar zapatillas Victorias, marca española, para entregarlas allí. Y seguir haciendo acciones para mejorar la sociedad mediante el deporte…

Supongo que seguir haciendo clinics…

Sí claro, son cosas que me gustaría seguir haciendo y van saliendo cositas… De hecho otra de las cosas que quiero hacer es sacarme el MAES (máster universitario de profesorado) para el día de mañana dar clase en ciclos de grado superior…

De hecho como están las cosas con los profesores de ciclos formativos, sin el título del MAES complicado…

Imposible. Ya he hecho cosas de profesora asociada dando alguna master class de triatlón pero claro mi objetivo es llegar a ser profesora titular.

Y supongo que todo esto es para ir orientándote para cuando, esperemos que sea dentro de muchos años, dejes la competición de alto nivel…

Estoy labrando un poco mi futuro. Efectivamente.

Quizás ese aspecto es algo que suele costar a los deportistas de alto nivel cuando lo dejan, el ¿y ahora qué hacemos?

Ese es el gran dilema que te surge un día.

Pero no parece que vaya a ser tu caso, porque, tú habías hecho una carrera universitaria, ¿no?

Sí, también hice un máster en gestión deportiva. Al final yo he hecho lo que en casa me han inculcado. Mis dos padres son médicos, mis dos hermanos son ingenieros, entonces en casa había que estudiar sí o sí y luego hacer todo lo que quisieras, pero primero había que estudiar. Yo siempre he tenido muy claro que el deporte dura x años y aparte también depende mucho de la salud, de cómo estés. Siempre me he querido ir formando constantemente. De hecho la semana que viene tengo un curso de “como comunicar de manera excelente”. Intento no parar de formarme.

Además el deporte es uno de esos sectores a los que más ha repercutido la crisis en varios aspectos, uno de ellos desde el punto de vista de inserción laboral por parte de ex deportistas, quizás dificultándolo…

En cuanto a la práctica del deporte, la crisis ha beneficiado. La gente al tener más tiempo libre hace mucho deporte. Los gimnasios están llenos. Y el deporte termina siendo una válvula de escape. No te digo que lo hagan de una manera adecuada, porque uno de los grandes problemas es que la gente lo hace con desconocimiento. Al final no es lo mismo tener a un especialista a tu lado a que luego te lesionas y terminas dejándote un dinero en el fisio, por lo que es peor que tener a una persona que te dirija y te lleve por el camino adecuado. Y luego, en cuanto a la inclusión en el mundo laboral, al final termina siendo para todo el mundo igual. Pero, por ejemplo, en mi caso no siento la crisis. Tengo que decir a trabajos que no, porque no quiero trabajar más. Quiero trabajar poco y de manera selecta para que no me merme para seguir haciendo deporte al máximo nivel. Al final, termina dependiendo de cómo se sea como persona, de lo activo que sea y de cómo consiga moverse para estar en el momento adecuado.

Por cierto, a relación con el aumento de la práctica del deporte, ¿qué opinas de la moda de los runners? Que a todo el mundo le ha dado por correr.

La verdad es que es algo bueno que la gente salga a hacer deporte y quiera cuidarse, pero correr es uno de los deportes más agresivos. Tanto desde las zapatillas que te pones, que los centros comerciales las venden como si fueran de runnning y no sirven para correr, que es súper básico, hasta el método de entrenamiento. Si no has corrido en tu vida, empezar a correr por asfalto te puede terminar creando periostitis o fascitis plantar. La gente que no ha corrido en su vida debe empezar por andar. Es una maravilla ver a la gente correr pero hay muchas facilidades para empezar a hacer deporte sin gastarse mucho dinero. Creo que se necesitan pequeños consejos o unirse a grupos de entrenamiento que hay, que surgen en cada parque. Además, en Sevilla podemos presumir que hay bastantes pulmones verdes para hacer deporte.

Quizás hay que tomarse el deporte más como hobby

Sí, como salud, algo más saludable. Otro problema, por ejemplo, es que la gente que se apunta a todas las carreras. Eso tampoco es bueno. Pues ir apuntándote cada año, poco a poco, ver como se progresa pero no apuntarte sin entrenar. No tiene sentido. Después te puedes encontrar infartos, derrames cerebrales… son gente que no está preparada.

Y volviendo a ideas que hemos hablando antes… ¿no es un poco sinsentido que nos tiremos media vida haciendo educación física en el instituto y el colegio y salgamos sin tener ni idea de esas cosas?

Bueno, ya cada vez hay menos horas de educación física.

Pero esos hábitos de saber correr bien…

Sí, bueno, en teoría te enseñan. Pero el recuerdo que tengo de educación física es que todos los niños se escaqueaban al máximo. También hay muy poco tiempo para hacer mucho temario. Porque, en casa seguro que se trabajan muchas asignaturas, pero de educación física solo algo relacionado con el cuerpo humano o con una sesión práctica pero con la técnica muy poca gente se pondrá. Al final se necesitas horas. Y, como dije antes, un buen pedagogo.

Y saliéndonos un poco del deporte, como ciudadana de a pie. ¿Cómo ves esa presunta recuperación económica que aparece en los medios?

Está claro que estamos saliendo de la crisis, pero a la sociedad de a pie no está llegando. Al final tenemos que tener un poco de esperanza de que salgamos. Antes era un despropósito, lo que ganaban determinadas personas con sus horas de trabajo, pero lo que no se puede es pasar del todo a la nada. Uno de los principales problemas ha sido la corrupción y al final esas personas corruptas, ni pagan por ello, habiendo otras que se mueren de hambre. Porque una de las cosas que ves cada vez más, es a mendigos y gente pidiendo por la calle. No sé si cada vez me llega más, por el hecho de intentar ayudar y de hacer cosas sociales, pero me dan muchísima pena. El decir, ¿qué puedo hacer?

De ahí te vienen todas tus ganas de hacer cosas sociales…

Bueno en parte sí. Se ve mucha gente de muchos sitios pasándolo muy mal… Una de las acciones que queremos hacer desde Nosotras Sí es un mercadillo solidario. Ayudar.

Y hablando de corrupción. Teniendo en cuenta que el deporte debe potenciar el espíritu de la deportividad, el fair play y que luego salen todos esos escándalos relacionados con las federaciones como el fútbol…

Muchas, fútbol, tenis… Al final en todo colectivo que haya algo de dinero, si están dirigidos por gente corrupta da igual de lo que sea.

Quizás influya, pero llama la atención que muchas federaciones están dirigidas por gente que no se han dedicado a hacer ese deporte al máximo nivel…

Nosotros, por ejemplo, en la federación Andaluza de Triatlón está José María Merchán que ha sido olímpico y se ha notado muchísimo. Ha dado un giro a la federación. Porque al final es deportista y dentro de sus posibilidades, como presidente, piensa en el deportista y eso se nota muchísimo.

Lo cual debería ser fundamental en una federación…

Sobre todo porque hay muchos deportistas que no le importarían estar en esos cargos o en cargos de dentro de la federación. Porque al final, en muchas ocasiones, cuando un deportista entra en el entorno, por regla general, no eres persona, eres un número y cuando interesas van para adelante contigo y cuando no interesas te quitan de en medio.

¿No te ves en un futuro en un cargo federativo?

No, no es algo que me atraiga. José María a veces me lo dice. Pero no es algo que me interese.

Quizás se debería hacer más presente a estos deportes. Porque, a veces, se tiene la sensación de que de los deportes individuales uno se acuerda cada cuatro años, ¿no? Seguro que al menos el 90% de las entrevistas que te haga cualquier medio, incluyéndonos a nosotros que ya hemos hablado de ello, terminan preguntándote por los Juegos Olímpicos.

Sí, pero luego la realidad es que los deportes minoritarios, que no son el fútbol, están consiguiendo éxitos durante esos cuatro años y escribiendo páginas, aunque se consideren secundarias, para el deporte español. Es algo que recriminamos a los medios de comunicación. Ahora el triatlón sale más pero, por ejemplo, el otro día leí las declaraciones de unas chicas de rítmica que acaban de venir de una copa del mundo y nadie se ha enterado. Al final siempre es lo mismo de lo mismo, no hay divulgación en los medios.

Terminamos viendo a cristiano Ronaldo masticando un chicle en un entrenamiento…

Es siempre lo mismo. Por ejemplo, ahora ves el Tour, ves como Cancellara se rompió dos vértebras y aun así terminó la etapa mientras que los futbolistas casi a la primera piden el cambio…

Y muchas veces se une el hecho de ser mujer, otro factor importante…

Sí, muchísimo. Si en un evento que haya pruebas masculina y femenina, si hay una foto es del hombre, el titular es del hombre…

Las horas de salida de las pruebas…

Exacto, la hora buena es la del hombre y la hora en la que no hay nadie es la de la mujer, que la temperatura del agua está a ras de lo prohibido. Yo voy o he ido a pruebas en las que hay trofeos para muchas categorías masculinas mientras que para las mujeres solo para la élite y para las demás medalla. Son detalles que marcan la diferencia. O en protocolos. Generalmente das el trofeo hombre, mujer y haces la foto en conjunto, no das a todos los hombres primero y dejas para lo último a las mujeres, cuando no hay nadie para aplaudir. Hay ayuntamientos que deberían saberlo porque está en el protocolo. Y es algo que agota. Ir a un evento deportivo y estar luchando por tus derechos por competir de manera digna. Prefiero salir a la par de los hombres y no detrás de los últimos que me encuentro todo lo que van soltando.

Muchísimas Gracias, María y esperamos verte delante en todas las pruebas donde compitas.

Gracias a vosotros.

Carlos Sabaca (@casabaca)

Aarón Reyes (@tyndaro)

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone
By | 2015-07-24T12:05:24+00:00 julio 24th, 2015|Entrevistas|1 Comment

Sobre el/la autor/a

Apasionado por el basket, apático con el poder político, ilusionado con un cambio y profesor de matemáticas. Casi nada.

Un comentario

  1. María Pujol julio 27, 2015 at 11:59 am - Reply

    […] leer  la entrevista al completo aquí  y darme vuestra […]

Deja tu comentario